Muffins con pepitas de chocolate

Y tú, ¿Cuánto tiempo llevas buscando la Felicidad?

Pues tal vez haya llegado el momento de cambiar de estrategia ¿no crees?

 

Te propongo “cocinar” junt@s el postre de un nuevo plan.

Un plan que te aliviará de las frustraciones de esa búsqueda que están consumiendo tu tiempo presente y tu energía. Un plan que creará el escenario para que sea la Felicidad la que te encuentre a ti.

Ese escenario tiene un nombre, se llama: SATISFACCIÓN.

Escuché hablar por primera vez de las diferencias entre Felicidad y Satisfacción en unas jornadas con el entrañable Roberto Aguado, reconocido psicólogo clínico y profesor y mejor persona.

Estas distinciones iniciaron una reflexión personal que ahora me gustaría compartir contigo:

¿Eres una persona Feliz o Satisfecha?

Si tu respuesta es «Satisfecha y a veces Feliz», eres como esas muffins con pepitas de chocolate. Una masa que se ha ido cociendo poco a poco hasta alcanzar su mejor tamaño y textura en función de los ingredientes y el molde en el que se han horneado, y que a veces,  se salpican con pepitas de Felicidad.

Esas pepitas, en una masa que no ha crecido lo suficiente, son el intento por esconder una apariencia que no nos gusta, una máscara,  muffins con pepitas de chocolate,  pero sin muffins…

Y es que La Felicidad es «un subidón» que nos dibuja una sonrisa boba o radiante por un tiempo limitado y en el que, en muchos casos, intervienen aspectos externos que no dependen de nosotros. Esa sonrisa puede ser también la máscara que esconde una masa insatisfecha…

A veces somos felices cuando estamos enamorados y somos correspondidos, nos toca un premio o conseguimos una meta propuesta. Otras veces optamos por sustancias nada recomendables en la búsqueda rápida por conseguir ese estado de euforia. En ambos casos pregúntate…

Y ahora que soy feliz…¿Estoy satifech@?

¿Me siento cómo esa muffin jugosa y colmada de pepitas?

Poner el foco en las pepitas de la Felicidad en lugar de en la masa de la satisfacción nos va a situar en un sentimiento de frustración constante cuando no consigamos los resultados que esperábamos, en cambio, poner el foco en la masa, nos mueve a aprender de los errores para seguir creciendo y descubrir cómo queremos ser, hasta qué dorado y altura queremos llegar, con o sin pepitas.

«No conocí a una persona feliz todo el tiempo pero sí a muchas personas satisfechas»

La Satisfacción nos dibuja una sonrisa de actitud ante la vida en la decisión de seguir reescribiendo nuestro guión de vida, independientemente de lo que está ocurriendo a nuestro alrededor. Nos ayuda a “rescatar” y poner el foco en nuestros logros conseguidos para alcanzar la seguridad, confianza y alegría sobre las que seguir construyendo.

Así que, ya sabes, revisa tus ingredientes, ajusta tus intolerancias y alergias, y dedica tiempo y cariño a observar cómo va creciendo la Muffin de tu Satisfacción.


Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s